Los Ataúdes

ATAUDES-INTERIOR

La aspereza es el signo inequívoco que define el nuevo proyecto de Carlos Jimena (Guadalupe Plata) y Javi Chotacabra (Los Terrys), un tándem que sostiene con mano de hierro un peculiar mensaje acuñado a medio camino entre los capítulos más escabrosos de la Úbeda canalla y ese costumbrismo oscurantista de navaja y lupanar tan afín al imaginario fantasmagórico de Juan Rulfo. Celos, alcohol, cigarrillos y guitarras crepitantes engordan la propuesta de Los Ataúdes, una suerte de reinvención de todos aquellos lugares comunes en los que décadas atrás coincidieron iconos del psych-blues y el garaje patilludo de The Morlocks, Count Five o Screaming Lord Sutch. Reduciendo la banda a su mínima expresión (guitarra y batería), el dúo jienense nos avanzó hace unos meses un single de título taxativo (‘Primer clavo’) en el que se exponían las fuentes de lo que ya se antoja mucho más que un proyecto paralelo. Por esta necrópolis rural asoman Los Spacemen 3 más ariscos, los Cramps pulposos, los Love & Rockets de ‘No Big Deal’ o incluso aquellos Jesus & Mary Chain abruptos y surferos de los comienzos del noise. Brujería, curvas peligrosas y mitos de la España encorvada retorciéndose entre ritmos vudú y riffs tan herrumbrosos como el laboratorio de Herbert West. Canciones como ‘Payo y gitana’, ‘Reanimador’ o ‘Mujer equivocada’ nos destapan toda una cosmogonía de Serie B por la que gravitan desde las viejas viñetas del tío Creepy hasta las peores muecas del “master of horror” Mr. Vincent Price. Destilan peligro, alevosía y nocturnidad, no los dejen entrar en casa. Una suerte de Dúo Dinámico venido del más allá que hará las delicias de los fans del horror-punk cáustico e infeccioso.

TAGS: Rock, blues, noise, swamp punk.

Te gustarán: Si te apetece entrar en el lado oscuro del rock más pantanoso y peleón.