José Ignacio Lapido

lapido-interior

José Ignacio Lapido comenzó su carrera musical en 1979, tocando la guitarra y la batería en diversos grupos locales de la escena granadina. Tras la disolución de Aldar, su primera banda, este esteta del riff musculoso decidió unirse a Tacho González, J. Antonio García y Antonio (Lagartija Nick) Arias para dar vida a 091, una de las formaciones más carismáticas e influyentes de la historia del rock andaluz. Con los “cero” llegó a publicar auténticas joyas sonoras, marcando un precendente que acabó generando toda una escuela musical constantemente reivindicada por las nuevas generaciones. Rock honesto, fibroso y emocional que llegó a encandilar al mismísimo Joe Strummer de The Clash, productor del clásico ‘Más de 100 lobos’. En el disco de 1991 ‘El baile de la desesperación’, colaboró el guitarrista y cantante de Flamin´Groovies, Chris Wilson, un guiño más a la naturaleza genuina de 091. Este disco contenía una canción,  que se convirtió en el mayor éxito comercial de la banda: ‘La vida qué mala es’. Cuando la banda decidió separarse, Lapido inició una carrera en solitario dedicada a componer canciones para otros grandes músicos y a editar álbumes con nombre propio de la talla de ‘Ladridos del perro mágico’, ‘Luz de ciudades en llamas’, ‘En otro tiempo, en otro lugar’, ‘Cartografía’ o ‘De Sombras y sueños’. En este último contó con las colaboraciones estelares de Miguel Ríos, Quique González y Amaral. A finales de 2015 se anunció la vuelta a los escenarios de 091, su antigua banda, un auténtico acontecimiento para sus fans que supuso un chute de energía para el artista, ahora de nuevo en la carretera con el flamante ‘El alma dormida’, un disco editado en 2017 ya considerado un clásico del rock contemporáneo. Su paso por la nueva edición de Anfi Rock supone un sueño hecho realidad.

TAGS: Rock, pop, folk.

Te gustarán: Si sientes la electricidad corriendo por tus venas. Ineludible para fans de la escuela granadina de 091.